Historia del VoleibolEL VOLEY PERUANO Y SU FUTURO

Cuentanos la Historia del Voleibol Nacional e Internacional.
Avatar de Usuario
Michell
Hincha
Hincha
Mensajes: 4682
Registrado: 12 Nov 2009, 19:08
Sexo: Masculino - Masculino

EL VOLEY PERUANO Y SU FUTURO

Mensaje #1 por Michell » 22 Nov 2010, 20:05

EL VOLEY PERUANO Y SU FUTURO
22-11-2010

Escribe:
Roberto Salinas

A raíz de la última actuación de nuestras queridas matadoras en el Mundial de Japón, donde solo pudieron pasar a la segunda etapa, luego de ganar a Argelia y Costa Rica en el inicio y caer ante Japón, Serbia y Polonia, hubo creciente malestar porque el opaco puntaje la obligó a integrar un grupo bravo: Rusia, China, Corea y Turquía, que fueron igual cantidad de derrotas, aunque como es habitual, las muchachas dejaron el último aliento en la cancha.

Será porque en los años setenta y ochenta vivimos momentos de felicidad con Lucha Fuentes en sus últimos años y el apogeo de Cecilia Tait y Gaby Pérez del Solar, como figuras centrales, ya con el técnico coreano Man Bok Park, en la dirección técnica, que estas últimas derrotas mundialistas dolieron mucho en la afición y cierto sector del periodismo, que no ha vivido de cerca todo el proceso, y echa la culpa al técnico coreano Kim Cheol Yong, por las deficiencias en el juego, pues se dice, sin fundamento, que no puede transmitir lo que sabe porque no habla español o lo habla muy poco.

Quienes hemos vivido de cerca la evolución del vóley en el Perú, luego de la conquista del primer Campeonato Sudamericano en Buenos Aires, en 1964, con ese equipo capitaneado por Sarita Pinedo y dirigido por el nacional Willy Dufoó, sabemos perfectamente que a los dirigentes peruanos que asistieron a ese certamen, en especial al presidente de la Federación, el Dr. José Pezet Miró Quesada, les dolió en el alma el comentario de sus pares brasileños, quienes manifestaron que para qué haber llevado equipo femenino si en el siguiente sudamericano, a jugarse en Brasil, iban a recuperar la corona. Y como Pezet era miembro del Comité Olímpico y asistió a los Juegos de Japón 1964, fue allí que buscó un técnico japonés, pues le habían asegurado que por el físico de nuestras matadoras (o el biotipo) la técnica asiática era la más recomendable.

Fue así que logró contratar a Akira Kato, quien tenía la ventaja de haber sido campeón olímpico jugando por su país. Los primeros entrenamientos de Akira, en el Perú, fueron tan severos y de tanta intensidad, que una a una fueron desertando las jugadoras que habían logrado el título en la capital argentina, con las únicas excepciones de Pilancho Jiménez e Irma Cordero. Kato debió hacer una jira por distintos puntos del país y así incorporó de Ica a Lucha Fuentes, de Pisco a Ana María Ramírez y Alicia Sánchez, de Oxapampa a una chica Pisculich; y así, de a pocos, con otro contingente limeño, fue armando el nuevo equipo que en l967 se dio el lujo de ganarle a Brasil 3-1 en el propio Coliseo de Santos, en una de las jornadas más emocionantes que me ha tocado vivir en estos 49 años que llevo en el periodismo deportivo. Permítanme contarles tan grato acontecimiento.

En esa época aún existía un convenio entre el Comité Nacional de Deportes y el Círculo de Periodistas del Perú, mediante el que, en las delegaciones deportivas que salían al exterior, se designaba un periodista por cada 10 deportistas. Como eran doce las jugadoras, debían ir dos periodistas. La designación era por rotación y en esa ocasión le correspondía a “La Prensa” y “Ultima Hora”. Por la primera fue Efrén Alcántara, hermano menor de Guillermo, ambos a la diestra del Señor, y por la segunda fue este modesto servidor.

El hecho de trabajar hasta altas horas de la noche, a veces pasadas las 24, el bueno de Akira, con quien había notable empatía, pidió que fuese su compañero de habitación en el bonito hotel que nos había tocado en Santos. Recuerden que entonces, aún los periodistas escribíamos en la viejas máquinas mecánicas que hacían un ruido terrible, más notable en la quietud nocturnal. Akira no se hacía paltas, porque le gustaba diagramar los entrenamientos con figuritas que semejaban jugadoras, en los ensayos que debían efectuar en el ensayo. E igualmente, se quedaba despierto hasta pasada la media noche.

Como era de esperarse, los organizadores habían dejado para el final el choque Brasil-Perú, en la seguridad que llegarían invictos al lance. Pero, para reforzar sus posibilidades, hicieron un cambio en la programación y en lugar del partido preliminar, como figuraba en los boletines, porque el partido de fondo era la disputa del título de varones entre Brasil y Venezuela. Se habían dado cuenta que existía cierta familiaridad, marcada amistad, entre las jugadoras de Perú y los jugadores venezolanos. Y supusieron, con fundamento, que una derrota abultada de los vinotinto podría afectar el ánimo de las peruanas. Decidieron que el partido de fondo fuese el choque de los equipos de damas.

Pero no contaron con la astucia de Akira, quien ante la sorpresa y algún comentario en contra, decidió ir a una cancha cercana y no al coliseo santista, para evitar el choque emocional de las jugadoras de ver perder a sus amigos venezolanos. Hizo calentamiento y no permitió que alguna llevase radio a pilas, que ya los había. Estuvo un par de horas, dando indicaciones, las chicas se olvidaron del encuentro de sus amigos y se concentraron en el choque contra las dueñas de casa. En la puerta del coliseo estacionó el bus y las chicas bajaron cantando “Mi Perú”, del “Chato” Raygada, y pasaron directamente al calentamiento, ante la gritería en contra de las pobladas tribunas del coliseo de Santos.

El 3-1 a favor de las nuestras fue alegremente festejado por toda la delegación y Akira fue cargado en hombros y lanzado a la piscina, como a casi todos los que vivimos de cerca tan grato e histórico acontecimiento. Solo el Dr. José Pezet se salvó tanto por su edad, como por su investidura, de tan satisfactorio remojón. Desde entonces, nuestras voleybolistas pasaron a ser las mejores de Sudamérica y al año siguiente, en los Juegos Olímpicos de México llegamos a disputar la medalla de bronce, que la ganó finalmente Checoslovaquia en reñido partido.

Cuando en la década del setenta, Akira Kato, dejó nuestro país, los dirigentes de entonces, ya marinos de alta graduación, siguieron con la técnica asiática y contrataron al coreano Man Bok Park, quien debió cambiar aquellas figuras, que entraban al declive, para permitir el ingreso de Anace Carrillo y Cecilia Tait, primero, y de Gaby Pérez del Solar, después, como las referentes, para llegar a tocar el cielo a nivel internacional. Se los cuento en la siguiente entrega… Hasta entonces.


Fuente:
http://www.cronicaviva.com.pe/index.php ... u-futuro-i

Avatar de Usuario
IVAN JIMMY
Hincha
Hincha
Mensajes: 12994
Registrado: 24 Dic 2009, 13:45
Nombre: ivan jimmy
Sexo: No especificado - No especificado

Re: EL VOLEY PERUANO Y SU FUTURO

Mensaje #2 por IVAN JIMMY » 15 Nov 2011, 01:49

El futuro del voley peruano es su recambio no tenerle miedo a eso y trabajar seriamente las categorias bases.Y cambiar la estructura que gobierna el voleibol peruano.

Avatar de Usuario
alvaro
Hincha
Hincha
Mensajes: 990
Registrado: 24 Jun 2010, 00:08
Nombre: alvaro leon
Ubicación: lima
Sexo: Masculino - Masculino

Re: EL VOLEY PERUANO Y SU FUTURO

Mensaje #3 por alvaro » 06 Feb 2012, 22:19

si alguien se pudiera contactar con el sr. roberto salinas y describa el partido de peru-brasil 1967, describió todos los pormenores, menos el partido final, que mal.


Volver a “Historia del Voleibol”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

PeruVoley.com : Aviso Legal